10 frases inolvidables del inolvidable Salvador Allende

Parte de los anteojos de Salvador Allende el día que lo asesinaron.

Parte de los anteojos que llevaba Salvador Allende el día que lo asesinaron.

Han transcurrido 42 años desde la muerte del presidente Salvador Allende, asesinado en el golpe de Estado que dio paso a la dictadura de Augusto Pinochet en Chile. Allende es el primer político latinoamericano que cala en la memoria de movimientos de izquierda de otras partes del mundo, por su enfoque de justicia social.

El 11 de septiembre de 1973 la historia de Chile y del mundo quedó marcada por el asesinato de uno de los presidentes más queridos por la elocuencia de su discurso y por su claridad política.

El metal tranquilo de la voz de Salvador Allende se sigue escuchando y sus ideas se mantienen vivas.

Aquí recopilamos 10 fragmentos de los mensajes al pueblo chileno durante su gobierno y su resistencia en el palacio de la Moneda:

  1. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.

  2. Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica.

  3. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

  4. Nuestra victoria fue dada por la convicción, al fin alcanzada, de que sólo un Gobierno auténticamente revolucionario podría enfrentar el poderío de las clases dominantes.

  5. Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que por lo menos será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.

  6. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que entregáramos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente.

  7. Sin tener carne de mártir no daré un paso atrás… No tengo otra alternativa. Sólo acribillándome a balazos podrán impedir la voluntad que es hacer cumplir el programa del pueblo.

  8. Si me asesinan, el pueblo seguirá su ruta, seguirá el camino con la diferencia quizás de que las cosas serán mucho más duras, mucho más violentas, porque será una lección objetiva muy clara para las masas de que esta gente no se detiene ante nada.

  9. Algún día América tendrá una voz de continente, una voz de pueblo unido. Una voz que será respetada y oída; porque será la voz de pueblos dueños de su propio destino.

  10. El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.

Compartimos uno de los mejores discurso pronunciados por el entonces presidente chileno en diciembre de 1972, en la ciudad de Guadalajara Jalisco ante cientos de estudiantes en el Auditorio del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades hoy Auditorio Salvador Allende.
DISCURSO EN LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA
SALVADOR ALLENDE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s